A Big Child Ministry

¿Dónde está Dios? – Parte II

Posted on: 03/26/2009

¿Dónde está Dios?
 
 angel4
 
+ Dios está en la paz del lado sereno de tus lágrimas al reconciliarte con tu conciencia y que te envuelve en la sensación de un nuevo despertar a la vida.

+ Dios está en toda belleza.

+ Dios está en todo gesto de amor.

+ Dios está en cada mano que se abre al bien.

+ Dios está allí donde respira un ser humano: blanco o negro, [hombre, mujer, hetero, gay, lesbiana, bisexual o transgénero], inocente o malvado, sano o enfermo, libre o encarcelado.

+ Dios está en el tarde de la vida; en el ocaso sereno del anciano; en todos los recuerdos dulces; en su encuentro con la medida justa de las cosas; en esa cálida esperanza de algo que se resiste a morir. En la alegría de sus nietos que cantan y juegan para él; la bolsa de caramelos de su hijo ya ingeniero; en el recorte del periódico que habla de su hija que ha triunfado en la vida.

+ Dios está en la paz que calienta como una manta en invierno al que se conforma con lo que posee y al que no le desencaja lo que justamente desea.

+ Dios está detrás de cada pobre que grita justicia. Está en ese paraíso que sólo puede recorrer con su imaginación y su deseo, donde las injusticias del poderoso han muerto; donde no existen ya tiranías de soberbios; donde la igualdad fundamental y legítima no es una palabra ni un programa  político sino una fruta madura entre los dientes. Donde la libertad se entrega sólo voluntariamente cuando llegamos a amar a alguien más que a nosotros mismos.

+ Dios está en el trabajo que realizas con vocación, sin que te embrutezca, ni te devore. En el trabajo que te sensibiliza para la vida, que te fortalece para el amor, que te prepara para comprender y gustar la dicha de empujar la rueda de la creación.

+ Dios está en ese trabajo que agota tu cuerpo pero  que alienta a tus seres queridos que esperan pan, cultura y un futuro menos perro que tu presente.

+ Dios está en el compañero que te ayuda a aliviar esa soledad que indefectiblemente debe masticar todo ser creado.

+ Dios está detrás de la barrera del perdón.

+ Dios está en la pasión de toda ambición, de todo estímulo, de toda búsqueda que no asesina al prójimo.

+ Dios está en las cosas más insignificantes que puede darte serenidad, que te ayuden a realizarte, a ser más hombre, a saborear todo lo bueno que te brinda la creación: un cigarro o una flor; una poesía o un concierto; un viaje o una siesta; un minuto de soledad o una hora de fiesta; un vestido o un perfume; una amigo o una taza de café; un beso o una oración.

+ Dios está en todo lo bueno que deseas para los que amas.

+ Dios está en ese descanso, más dulce que el mismo amor, de tu sueño no turbado por una conciencia sucia.

+ Dios está en todo eso que no lo llamas Dios pero que sientes tentado de adorar, de besar, de fundirte en sus entrañas.

+ Dios está en el niño que juega en la calle con el barro y a todos tutea porque a nadie teme.

+ Dios está en el hombre que, de regreso de la vida, de la hipocresía, de la mentira, del vicio, siente la necesidad de jugar otra vez, como los niños, con las canicas y a la pelota y hacer bailar un trompo y revolcarse en la hierba y hasta de tirar piedras al estanque.

+ Dios está en el gusto de la inocencia nunca perdida.

+ Dios está en la paz fuerte y segura de una virginidad recuperada.

+ Dios está detrás de todo dolor, de todo martirio, de toda agonía, de toda atrocidad, de toda guerra, de toda injusticia, de toda miseria, en ese deseo secreto, agudo, misterioso, purificador de que sea verdad la resurrección.

+ Dios está en esa fuerza misteriosa que nos mantiene vivos, que nos impide enloquecer, que nos evita el suicidio, después de ciertas pruebas criminales de la vida, de ciertas amarguras más crueles y trágicas que la muerte.

+ Dios está flotando siempre en el mar agitado de nuestra vida, quizás nunca completamente realizada, quizás nunca plenamente satisfecha, quizás nunca inmaculada, como un lejano pero seguro salvavidas.

+ Dios está en lo que tú apellidas "destino" y yo "providencia" y que se levanta cada mañana más temprano que nosotros.

+ Dios está en el corazón de toda esperanza verdadera; y la esperanza puede esconderse a veces, como las estrellas, pero nunca apagarse porque es el reflejo del sol y el sol no muere porque es la luz de Dios. Y Dios no cierra sus ojos a nadie,  Si lo hiciera no sería el amor.

+ Dios está sobre todo ahí, donde calienta el amor.

angeldust
 
Creative Commons License

Texto: Juan Arias ©
Imágenes: [Superior] Haibane Renmei (灰羽連盟,- Charcoal Feather Federation) creado por Yoshitoshi ABe, propiedad de RADIX mobanimation Co. Ltd.© 2002
[Inferior] Autor desconocido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Año Nuevo, Proyectos Nuevos

Después de mucho meditarlo en los últimos meses, he decido poner fin a esta aventura.
Este blog ya no sé seguirá editando más.
Gracias a todos aquellos quienes visitaron con frecuencia este espacio desde que estaba en spaces.live.com.
Marco Rubio.
Enero, 2012.

RSS Mrkts en 4Shared

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: