A Big Child Ministry

Menores Asesinos y Reinsercion Social

Posted on: 11/03/2010

Menores Asesinos y Reinserción Social 
Por Marco Rubio –
abigchild@yahoo.com.mx 
A Big Child Ministry – abigchild.wordpress.com

"La Virgen de los Sicarios" es una novela escrita por el colombiano Fernando Vallejo, posteriormente llevada al cine por Barbet Schroeder, la cual considero un punto de referencia obligada para el análisis de fenómeno de los niños sicarios en Monterrey (México).

Dicha obra retrata sin censura ni concesiones las vidas de los jóvenes socialmente marginados de la Medellín (Colombia) de los años 990, moldeadas por la pobreza, la falta de oportunidades, la violencia (domestica y callejera), las mafias (pandillas y carteles), las venganzas, las armas, las drogas, la sed de "riquezas" (suficientes para poder comprarse unos tenis de marca, un potente estéreo, una mini-uzi(fácil de esconder y manejar, un refrigerador para su mamá) y la prostitución homosexual (no como medio para conseguir dinero sino para sentirse amados, aunque solo sea sexualmente).

La novela nunca pretende explicar las causas ni se atreve a dar soluciones a los problemas que los afectan, pues no es su objetivo ni obligación, únicamente mostrarnos una realidad que no vemos o no queremos ver.

Más allá de la historia de la "La Virgen de los Sicarios" está nuestra realidad urbana actual la cual nos lleva a la pregunta "¿Y cual es el siguiente paso para romper con el fenómeno de los niños sicarios?" La respuesta más simple es "La Re-Inserción Social."

Pero, ¿Qué significa reinserción social?

Reinserción Social = Volver a introducir o incluir a una persona a la vida de una comunidad.

Si estamos de acuerdo con esta definición ¿cómo es que pensamos vamos a volver a integrar en nuestra sociedad a esos jóvenes, adolescentes y niños, a quienes hemos ‘abortado socialmente’ y nunca le hemos dado antes cabida y oportunidad?

Vivimos en nación donde la segregación silenciosa y el clasismo social son altamente valorados, donde los niños pobres, los niños que no van a la escuela porque tienen que trabajar, los niños casi abandonados en el hogar porque ambos padres tienen que trabajar más de 8 horas para apenas sobrevivir, los niños que no forman parte de las familias importantes (las castas sagradas), son vistos como no personas por la mayoría de nosotros.

Tan fácil como inconscientemente le sacamos la vuelta al niño ‘mugrosito’ que vende chicles en la calle, calificamos de jodidamente molesto al chavito que moja el parabrisas de nuestro Mercedes Benz para ganarse unos pesos lavando los vidrios en el crucero, etiquetamos de ‘huevona’ a la muchachita que en lugar de buscarse un trabajo de perdido como sirvienta pide una moneda pa’ un taco en la calle.

Nos escandalizamos de los ‘ninis’, pero tenemos que distinguir entre los ‘ninis’ por decisión propia y los ‘ninis’ que nosotros fabricamos como sociedad.

¿Cómo un niña o adolescente de recursos económicos limitados o sin recursos va a sentirse parte viva de una sociedad si no le damos cabida en nuestras caras escuelas de educación gratuita?

¿Cómo un niño o adolescente sin posibilidad de asistir a la escuela se va a sentir miembro productivo de una sociedad si no le damos la oportunidad de conseguir un trabajo digno sin ser explotado física, sexual, salarial y legamente?

¿Cómo un niña o adolescente que ni permitimos estudiar ni permitimos trabajar va a sentirse un ser humano en una sociedad que la condena por no haber tenido la suerte de nacer en ‘buena cuna’, al mismo tiempo que alabamos y admiramos a quienes son ricos, famosos y poderosos, sin importar que hayan conseguido ese estatus deshonestamente?

¿Cómo un niño o adolescente no va sentirse tentado a ser repartidor de drogas, ‘halconear’, matar por encargo y ganarse unos cuantos pesos si ha aprendido que para formar parte de este ente que llamamos sociedad hay que ser exitoso, chingón, tener un buen carro, una buena vieja y un chingo de dinero, aunque se obtengan de formas dudosas?

¿Para que estudiar por 20 años y sobarte el lomo trabajando por 40 años más, si ves que al final ese dueño rico de la exitosa empresa listada en el Forbes, donde trabajaba tu pobre padre, debido a la crisis mundial, la paridad del peso-dolar, el recorte presupuestal y hacer más ‘productiva y eficiente’ a la compañía, decide, en lugar de bajarse él mismo su salario y adaptar su nivel de vida, despedirlo de la noche a la mañana y en vez de recibir una pensión digna solo recibe una patada en el trasero?

¿Que no es mejor, desde esa perspectiva, vivir aunque sea cinco años como rey que vivir toda la vida como buey?

Mucha veces, tratar de explicar algo puede ser entendido como una justificación de ello. Esto no es una justificación de fenómeno de los niños sicarios. Digo, hay tantos o más niños y adolescentes en situaciones iguales o peores que han logrado hacerse, por esfuerzo propio, un lugar en nuestra honorable sociedad a través del estudio y el trabajo y quienes no se han dejado corromper por la violencia ni el llamado crimen organizado.

Esta especie de radiografía tampoco es de algún modo un reproche social, ni un manifiesto en contra del instrumento de la reinserción social (la cual considero indispensable y urgente), es un llamado para ver que esté tema requiere, más allá de los discursos demagógicos políticamente correctos, de grandes esfuerzos comunitarios (es decir que necesita las manos de todos y cada uno que formamos esta comunidad llamada Zona Metropolitana de Monterrey), pues es un tema que no debe ser tomado a la ligera como otro simple proyecto burocrático del Imjuve o el Injude o como cualquier otro programa multipublicitado solo para que el presidente o el gobernador en turno se tome la foto que saldrá como nota principal en el noticiario de esta noche en el horario estelar o en la primera página de todos los periódicos mañana e inmediatamente después olvidarse de él.

La que si es toda mi intención es poner un granito de arena haciendo sonar más fuerte la alerta para orientar nuestros esfuerzos, desde cualquier de nuestras trincheras (el hogar, la escuela, el trabajo, la escritura, el cine, el arte, la cocina, el deporte, incluso en el antro), para atacar la verdadera enfermedad, esa donde los menores criminales, los adolescentes asesinos, los niños sicarios son el síntoma que debería de dolernos más.

Los nuevos sicarios: vive rápido y muere joven
Lejos quedó el pandillerismo de poca monta que se enfrentaba a pedradas; hoy, los jóvenes pobres y sin expectativas son integrados al crimen organizado para, además de vender droga, asesinar, secuestrar y extorsionar.
http://www.msemanal.com/node/3158

Niños soldado, niños sicarios
Fáciles de entrenar y de esconder, los niños son demasiado jóvenes para votar pero no para cargar un arma. Empiezan como mensajeros o espías hasta que comienzan a matar.
¿Por qué reclutan niños? No sólo porque resultan “baratos” y “desechables”, sino porque, inducidos al alcohol y las drogas, son desensibilizados y adiestrables para obedecer y matar sin miedo.
http://impreso.milenio.com/node/8855026

Ciudad del cerro y ciudad con Macroplaza
Lo que llamamos Monterrey no es una sola ciudad, sino varias ciudades. Una es la del cerro con casitas amontonadas y alejadas de la gran infraestructura local, y otra la de la planicie urbanizada y moderna, que hasta tiene su Macroplaza. Este viejo trazo de segregación urbanística no es el causante de la violencia actual, pero es una de las cosas que la explican.
http://www.milenio.com/node/563845

Hay 95 mil niños en situación de calle: DIF
Por pedir limosna, vender chicles, limpiar parabrisas, cargar bolsas en el mercado, diablitos en la Central de Abasto, prostituirse, robar, transportar droga, venderla, o realizar ilícitos mayores obtienen más que con los programas sociales, explica una funcionaria de la dependencia.
http://impreso.milenio.com/node/8859925 

Creative Commons License  
Marco Rubio 2010 Algunos Derechos Reservados
Licencia bajo Atribución de Autor / Sin Fines Comerciales / Sin Obras Derivadas
de Creative Commons 3.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Año Nuevo, Proyectos Nuevos

Después de mucho meditarlo en los últimos meses, he decido poner fin a esta aventura.
Este blog ya no sé seguirá editando más.
Gracias a todos aquellos quienes visitaron con frecuencia este espacio desde que estaba en spaces.live.com.
Marco Rubio.
Enero, 2012.

RSS Mrkts en 4Shared

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
A %d blogueros les gusta esto: